La entrevista con James Py R 6

Publicado en por nagualmex.over-blog.es

Pregunta 6:
Por favor indica como la gente se puede preparar mejor para los cambios que se aproximan, sin importar donde se encuentran en el espectro del despertar de la conciencia en este momento.

 

Nuestra visión es que, aunque hay preparaciones que pueden ser hechas en la realidad física, un lugar seguro es sólo un reflejo de la conciencia de aquellos que están reunidos allí y ningún lugar puede necesariamente ser mejor que otro (dependiendo del camino que cada uno ha escogido para experimentar estos tiempos).
 


Respuesta 6:

Esta es una pregunta compleja de contestar porque realmente depende del individuo, pero el sistema universal de soporte para cada uno de nosotros es la respiración.

 

Es la respiración la que nos conecta con nuestro punto de origen, y cuando uso ese término no quiero decir nacer en lo físico - en esta vida o en cualquier otra. Me refiero al estado de conciencia del Soberano Integral, que es nuestro estado puro del Ser.

La respiración es la forma en que el instrumento humano se conecta a este punto de origen en cualquier parte del tiempo-espacio. La respiración es el portal entre la dimensión física y el Quantum, o dominios interdimensionales, pero no es la respiración normal, la autónoma, sino que es un patrón de respiración muy específico que llamamos Pausa Cuántica.

La Pausa Cuántica es un proceso simple, de cuatro etapas, que comienza con una inhalación que tome entre tres y seis tiempos, dependiendo de tu capacidad pulmonar, la postura, y el grado de privacidad. Después de que has inspirado por la nariz, tienes que retener el aire (pausa) por igual tiempo, y luego exhalar por la boca, de nuevo, inhalar por el mismo tiempo y, a continuación, retener (pausa) por el mismo tiempo.

El patrón de respiración se describe a continuación utilizando un ejemplo de los cuatro tiempos. La clave es mantener la simetría en cada uno de los cuatro segmentos del proceso. Si estás contando tres tiempos, que se aplique por igual en cada segmento.

 

No es esencial que monitorees esto con precisión, en su lugar, aplica una supervisión ocasional de tu tiempo para cada segmento y mantén una consistencia en el flujo.

Arriba se describe un ciclo, y se recomienda hacer tres a cuatro ciclos seguidos y, a continuación, volver a la respiración normal. Este período de respiración “normal” se llama Período de Consolidación.

 

Mantén tus ojos cerrados durante todo el proceso y siéntate con la espalda recta en una posición cómoda, con los pies en el suelo. Cuando comienzas el período de consolidación, es momento para enfocarte y poner la totalidad de tu atención en aquellas cosas que burbujean en la superficie de tu conciencia, a sabiendas de que estos surgen por una razón.

 

Este es un excelente momento para aplicar las Seis Virtudes del Corazón (reconocimiento, compasión, perdón, humildad, valor, y comprensión) a cualquier pensamiento o sentimiento que se manifieste.

Este período de consolidación por lo general dura unos tres a cinco minutos, pero no hay límites de tiempo.

 

Utiliza tu intuición para guiar este período de tiempo. En general, cada repetición de la consolidación, y generalmente hay cuatro o cinco, se vuelve menos llena de pensamientos o sentimientos, y para el tiempo en que entres en el período de consolidación final, te habrás vaciado de pensamientos y sentimientos y habrás entrado en el dominio cuántico.

El diagrama que figura a continuación muestra una sesión típica de Pausa Cuántica. Nota que hay tres ciclos de la respiración y, a continuación, un período de consolidación en este ejemplo particular.

 

Esto se repite cuatro veces.

 

Puedes tener hasta cinco ciclos de respiración, intercalados con cinco períodos de consolidación, una vez más, la simetría es importante.

La aplicación de la Pausa Cuántica puede parecer una forma poco probable para desactivar el marco de Aniquilación del Soberano Integral y de manejar más eficazmente la etapa de transición en la que estamos, pero te animo a probar durante tres semanas y ver qué resultados logras.

 

Sólo a través de la propia experiencia se puede juzgar el mérito de la Pausa Cuántica.

 

Si después de tres semanas de práctica diaria, experimentas una nueva claridad y la conexión a tu punto de origen, entonces estarás motivado para continuar, y en esta decisión has establecido tu nuevo Primer Punto, sobre el que se puede sostener la unidad incondicional, la igualdad y la verdad.

Hay muchos matices de la técnica de la Pausa Cuántica, y te animaría a que descubras la tuya propia, a tu manera. Esto no es más que una técnica básica que he compartido contigo, pero hay matices de esta técnica que son poderosos y esas mejoras se te ocurrirán mientras estás en el proceso de la utilización de la técnica, así que permanece abierto mientras la practicas.

Algunas sugerencias rápidas para empezar.

 

La pausa cuántica inmediatamente después de la exhalación puede provocar una sutil sensación de pánico en algunas personas. Si esto ocurre, acorta el tiempo, de forma que transcurra menos tiempo para cada segmento. Por ejemplo, si se utiliza un ciclo de cuatro tiempos, acortarlo a tres. Este sentimiento de pánico desaparece a medida que se practica la técnica. Estos “tirones” de la pausa cuántica tienen un propósito que ya llegarás a entender.

También quisiera sugerirte que centres tu atención en la respiración - su sonido, su textura, cómo se siente dentro de tus pulmones, qué forma tomas tus labios en la exhalación - la forma en que fluye a través de tu sistema, etc.

 

Este foco se alinea con el Primer Punto o Punto de Origen de tu Soberano Integral, porque es la respiración el Portal del Ser Infinito y Eterno que realmente eres, y es a través de este portal que se está manifestando en la fisicalidad.

Cuando se utiliza la Pausa Cuántica, hay una tendencia natural a buscar la experiencia de la Luz o ver nuevas dimensiones, hablar con Seres o incluso con Dios, o tener una de esas experiencias “wow” que confirmen realmente que estás en el camino correcto. La práctica de la Pausa Cuántica te traerá nuevas experiencias y conciencia, pero deja tus expectativas atrás.

 

Una vez más, los seres humanos aman los estímulos visuales. Les encanta ver dimensiones superiores como si ver fuera creer. Pero todo lo que existe en el espacio-tiempo cuántico no conforma el Sistema Mental Humano. El Quantum es el origen. Es meta-físico, lo que precede a lo visual, lo acústico, y los datos sensoriales.

 

Precede a los sentimientos y a los pensamientos. Existe antes de estos estímulos y está, de hecho, oculto detrás de ellos, en cierta medida.

La experiencia “wow” puede manifestarse en una forma que tu SMH no pueda interpretar o traducir en imágenes, palabras, sentimientos y pensamientos. Por lo tanto, pon lo mejor de ti para eliminar expectativas de naturaleza experimental y simplemente sigue tu respiración.

 

En el momento en que el Soberano Integral llegue a tu SMH y anuncie su presencia, nunca lo olvidarás, ni lo confundirás con ninguna otra cosa que no sea él. Y cuando ese momento llegue, puedes estar cepillándote los dientes, escribiendo un correo electrónico, o descansando en el sofá. Sucede en su propio tiempo.

Además de la práctica de la Pausa Cuántica, me permito sugerir que consideres nuevos paradigmas para tu forma de vida. Por ejemplo, he divulgado las Seis Virtudes del Corazón (Six Heart Virtues que se puede descargar en formato PDF) en detalle en el sitio EventTemples.org. Esta orientación práctica te ayuda a moverte por la vida con mayor armonía.

 

También puede encontrar valor en la práctica del Momento Cuántico.

El Momento Cuántico divide tu día en pasajes de tiempo. En otras palabras, “momentos”, en esta definición, son los pasajes de tiempo o eventos. Por ejemplo, supongamos que sales de la cama en la mañana; ahora estás empezando un nuevo pasaje o momento cuántico. Antes de moverte hacia un nuevo pasaje, practicas una Pausa Cuántica abreviada - uno o dos ciclos de respiración: inhalar, pausa, exhalar, pausa.

 

Esto restablece tu Primer Punto, colocando a tu instrumento humano, basado en la fisicalidad, en el dominio cuántico. A medida que pases a través de distintos pasajes, levantarte, lavarte la cara, cepillar tus dientes, etc., estás avanzando a través de pasajes de tiempo.

El Momento Cuántico, como su Primer Punto, percibe que el individuo es infinito y Soberano y existe aquí. Justo aquí. No anda volando en los planos del alma; no está escondido en las túnicas de un Dios o de un Maestro, no está separado del instrumento humano, y no evita la condición humana.

 

Está, y siempre estará, aquí mismo.

 

Como ya dije, el momento cuántico es un pasaje de tiempo que se siente como si se atravesara un portal y entras en un portal de experiencias diferente al anterior. Pueden ser simples, como caminar desde tu auto a tu trabajo en la oficina - ese es un momento - y el próximo momento el teléfono suena y hay una transición hasta el nuevo momento de hablar con alguien.

Tu vida entera es una serie de momentos o pasajes de tiempo, y en cada pasaje estás acompañado por tu Ser infinita, que está buscando una cosa sobre esta Tierra: Auto - realización de sí mismo dentro del instrumento humano.

En nuestro mundo, la información y el conocimiento se dispensan como llamas de un incendio, que se expulsan en todas direcciones. Todo el mundo te está diciendo que el camino a la verdad es de esta manera o de esta otra, y el "camino" reside en la separación y, por consiguiente, en el engaño.

Mientras estás en el momento cuántico, ves que la bifurcación en el camino es siempre una de estas dos maneras: la verdad o la deshonestidad.

 

La verdad es el soplo de vida que emana del Soberano Integral. La deshonestidad es el Sistema Mental Humano parloteando el conocimiento y la información que se encuentra en cada rincón de nuestras vidas a través de teléfonos celulares, televisión, libros, seminarios, películas, podcast, documentos de Internet, sitios Web, periódicos, y las relaciones humanas.

Experimentar el Ser como el Soberano Integral aquí, y expresar esta conciencia mientras se está en el instrumento humano, requiere que te centres en las Seis Virtudes del Corazón dentro de tu universo local - los pasajes de tu vida en los cuales te mueves físicamente - y los apliques sin cesar. La clave para la realización es una directa, sobria, veraz evaluación de tus comportamientos y aplicar las Seis Virtudes del Corazón a los comportamientos que se han transformado en expresiones de tu auto - engaño y de la deshonestidad.

El Momento Cuántico te ayuda a estar presente en el momento y a ver tu Ser como el observador, y a no juzgar a los demás ni a ti mismo, pero conservando la sobria evaluación del Soberano Integral y la aplicación del perdón y la comprensión al pasaje en que más recientemente has entrado en tu vida.

 

Se convierte en una forma de vida.



 

Comentar este post